Inclusión Laboral

Cuando un jefe se va

Era finales de 2009, tras la muerte de mi hijo y el robo que me habían hecho en mi casa, yo me había armado de valor para continuar viviendo, ahora totalmente solo. Aunque afortunadamente había trabajado ya formalmente, en ese preciso momento trabajaba por trato, freelance, y ello tiene la inconveniencia que tu paga no esté nunca segura. A pesar de tratar de ocupar mi mente con el trabajo, por… Leer más »Cuando un jefe se va

Byron Pernilla fotografiado en un estacionamiento de la zona 10 de Guatemala, atras de él varios edificios de oficinas.

Mi primer sueldo con discapacidad

-¿Y cuánto te pagan? No puedo creer que lo hagas gratis.- Eso me dijeron en una reunión sobre inclusión, y es que hay personas que aún creen que yo vivo de la discapacidad, que a mi alguien me paga por hablar de inclusión laboral, o que soy de una familia con plata para hacer lo que hago. Pos no, podría decirles que esto me ha sacado más plata que otra cosa en ya 10 añosLeer más »Mi primer sueldo con discapacidad

Castillos en el aire

Ser emprendedor es difícil, más ahora que el mundo se caracteriza por ser de personas que se indignan por todo, en el que se critican las ideas por buenas que sean, en el que quienes no escriben buscan un signo de puntuación mal escrito para burlarse y jactarse de su maestría en gramática, en este superficial planeta de nunca jamás gobernado por fotografías de vidas perfectas.Leer más »Castillos en el aire

Empleado y empleador malagradecidos

Era una madre soltera con mucha necesidad de trabajo, las deudas le acosaban. Le ofrecieron un trabajo con un sueldo que era la mitad del mínimo, ella acepto un horario de 12 horas en una farmacia. Cerca de los 4 meses le dijeron que ya no la necesitarían; supo que todos los empleados duraban ese tiempo en ese trabajo. No quiso demandar, no había ni tiempo ni dinero, al parecer los dueños escogían bien a sus víctimas, digo, trabajadores.Leer más »Empleado y empleador malagradecidos

El precio de la vida independiente

Conversaba con un amigo sobre el caso de una persona con discapacidad, no diré cual, que no ha logrado superarse y se deprimía mucho, sintiéndose sola. Yo le planteaba que la referida persona no quería trabajar, que se lo había propuesto, pero siempre decía algún pretexto, y pues el no hacer nada, a veces se volvía costumbre y veíamos las consecuencias.Leer más »El precio de la vida independiente

Nada de nosotros sin nosotros

En una reunión sobre inclusión laboral un gerente me decía que era difícil la contratación de personas con discapacidad, que “afortunadamente” existía el activismo y las ONG para que las personas con discapacidad tuvieran la oportunidad de tratar de cambiar las cosas. Yo le respondí que a veces así era. Y él incrédulo y casi por justificarse me preguntó cómo había llegado yo a  representar una entidad en dicha reunión.Leer más »Nada de nosotros sin nosotros